¿Sabes qué es el Metaverso?

Por Nubbitel

marzo 25, 2022

Mucho se viene hablando estos días del desembarco de META en Talavera, algo que parece bastante próximo y que, por una vez, ha conseguido poner de acuerdo a todos los “poderes” en que se trata de algo de tremenda importancia para el futuro de la Ciudad de la Cerámica. Como ya habrás podido conocer por otros medios, se implantará un Centro de Proceso de Datos (CPD) que causará un gran impacto en la economía local y comarcal. Hablamos de una inversión de 1.000 millones de euros, una previsión de más de 1.000 empleos en su fase de construcción y algo más de 250 puestos directos de trabajo de alta cualificación, una vez se encuentre en pleno funcionamiento. Si todo sale adelante, según lo previsto, las obras de construcción comenzarían en la segunda mitad de 2023 y el centro podría estar plenamente operativo para 2030. Obviamente esto es una gran noticia.

Pero ¿qué es un CPD? Se trata de un edificio, nave, estancia… que contiene una gran cantidad de equipamiento informático y electrónico, necesarios para albergar, operar y gestionar la información y datos para el funcionamiento de una empresa. En el caso talaverano, estaríamos hablando de los servidores, ventiladores y otros recursos tecnológicos varios, necesarios para que META   desarrolle sus próximos proyectos de futuro, convirtiéndose en el más grande de Europa, por encima de los otros tres ya existentes en el Viejo Continente, con unas instalaciones que alcanzarían los 300.000 metros cuadrados.

Si hablamos de los proyectos de META para el futuro, el que se encuentra en el centro de los objetivos de la compañía de Mark Zuckerberg es el conocido como “Metaverso”, de tal importancia que incluso ha propiciado el cambio de nombre de la multinacional. Te contamos en qué consiste. 

Cuando hablamos de Metaverso, nos referimos a un mundo virtual en el que, presumiblemente, podremos sumergirnos a través de diferentes tecnologías y dispositivos, teniendo la sensación de estar realmente dentro de él. La clave del Metaverso es que pueda convertirse realmente en un mundo inmersivo con una experiencia similar, dentro de los límites de la lógica, a la de la realidad exterior. Que pueda ir mucho más allá de las incursiones en este tipo de mundos que existen a día de hoy, como pueda ser Second Life, creado hace más de una década por la empresa Linden Lab.

Podremos caminar e interactuar por completo dentro de esta realidad “ficticia” a través de gafas de realidad virtual y sensores que detecten nuestros movimientos y gestos para que dentro del Metaverso nuestro “yo virtual” se comporte de la misma manera. Es posible que contemos con microcámaras que detecten nuestras expresiones faciales y que las reproduzcan en este cuerpo virtual con el que nos manejamos por nuestra otra vida. Por cierto, no te lo hemos dicho, este alter ego dentro de esta realidad paralela se denomina “avatar”, que, en principio, puede guardar similitud física con nosotros o no. Porque ese es otro aspecto fundamental en el concepto del Metaverso. La posibilidad de crear con libertad absoluta nuestro aspecto, nuestro entorno, nuestros espacios…

Nos encontramos ante una nueva dimensión en la que nos vamos a desenvolver con nuestros avatares

De un tiempo a esta parte vivimos un mundo en el que, habitualmente, interactuamos a través de internet, más aún, desde el inicio de la pandemia. Nos hemos acostumbrado a las reuniones y charlas por videoconferencia; a interactuar a través de la pantalla. Lo que promete el Metaverso son encuentros en espacios virtuales en los que estemos sentados los unos junto a los otros en una experiencia virtual que va mucho más alla de las dos dimensiones de un monitor. Estaremos juntos en una mesa, o un sofá, o una sala… mirando a un lado y a otro, mirándonos a los ojos, o incluso tocándonos… caminando por una estancia, o por un mar virtual… las posibilidades, a priori, son infinitas.

No nos engañemos, tras esto hay negocio, y no lo decimos estrictamente en un sentido negativo. Tras la creación de avatares, la adquisición de ropa virtual, compras y alquileres de pisos o locales en el Metaverso, etc., está a punto de crearse o desarrollarse también toda una economía virtual en la que surgirán oportunidades de negocio dentro de este nuevo universo, quizá con su propia moneda virtual, y, seguramente, en una experiencia similar a la que, poco a poco, se va imponiendo en el actual mundo del videojuego: el de los micropagos. Seguramente pagaremos por un nuevo peinado de nuestro avatar, por nuestro patinete volador, o por cada una de las infinitas posibilidades que se abren dentro de este universo aún por inventar.

 

Las reuniones en el Metaverso se parecerán poco a las videollamadas actuales.

Y es que estamos ante un proyecto aún en pañales. De momento se están estableciendo las infraestructuras técnicas que hagan posible el desarrollo de esta nueva tecnología, que está más o menos claramente dibujada en las mentes de sus ideólogos. Los dispositivos necesarios para esta nueva forma de interactuar, de conectar, de reunirnos… ya están pensados, pero son conceptos que tienen que convertirse en realidad. Ésta no es sólo una carrera que haya emprendido Facebook, o, mejor dicho, META. Hay otra serie de “gigantes” a la espera, como pueda ser Google, por ejemplo, pensando en el desarrollo de sus propios metaversos. Hace pocos días hemos conocido que Linden Lab va a hacer una apuesta importante por llevar su Second Life a este nuevo concepto de realidad. Para ello ha recuperado para la causa a su creador, Philip Rosedale, que vuelve a la que fue su casa. Ellos son los pioneros y están decididos a presentar batalla a Mark Zuckerberg y los suyos. No serán los únicos.

 

Estaremos plenamente sumergidos interactuando en el Metaverso con tecnologías y accesorios que irán llegando.

En fin, está claro hacia dónde se dirigen y el camino que tienen que andar. Habrá que ver si tiene el recorrido que todos esperan que tenga. Porque no deja de ser un proyecto que puede tener éxito o fracasar. De alguna manera, la ya mencionada Second Life, se quedó en mucho menos de lo esperado y, hoy por hoy, es una realidad bastante desinflada. Lo dicho, por el momento es una idea, una buena idea, a la que se está aportando la inversión e investigación necesarias para su desarrollo en los próximos años. Queda todo lo demás. Hay que llevarla a la práctica y convertirla en realidad… virtual, eso sí.

 

También en nubbitel.es

Megaestructuras en 3D

Megaestructuras en 3D

Hace algunas semanas te mostrábamos algunas de las posibilidades más interesantes que aporta la tecnología 3D al mundo en el que vivimos. Desde aplicaciones en el ámbito educativo, doméstico, pequeños negocios… Sin quedarse embargo, su proyección está alcanzando...

Sembrando nubes

Sembrando nubes

  Está claro que la falta de agua es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la humanidad para las próximas décadas. Por este motivo los científicos investigan formas de revertir la situación de alguna manera. Una de las propuestas en las que se...

Zoom sabrá cómo te sientes

Zoom sabrá cómo te sientes

En los últimos días hemos conocido que Intel y Classroom tecnologies se han asociado para el desarrollo de una tecnología a través de Inteligencia Artificial (IA) y capaz de detectar las emociones de los alumnos en función de sus gestos, su lenguaje no verbal, y la...

Queremos que estés cerca, sentirte, escucharte, leerte, interactuar contigo, compartir… 

¡Conecta con nosotros!